viernes, 29 de abril de 2011

Patatas rejilla

Vamos con una guarnición muy original, a los mas pequeños de la casa les va a encantar.
Para hacer este tipo de patatas es imprescindible tener una mandolina.


Solo hay que pelar y limpiar las patatas y hacer los cortes en la mandolina con la rejilla ondulada y con un ancho fino. 
Se baja una vez la patata sobre la cuchilla y se gira 90º la patata y se vuelve a bajar.
Os dejo un vídeo para que lo veáis claro:


Ahora metemos las patatas cortadas en agua fría un par de minutos para que pierdan la fécula. 
Las escurrimos y secamos y ya están listas para freír en abundante aceite a temperatura media sin echar muchas a la vez.


Las ponemos en papel de cocina al sacar de la fritura y a continuación las echamos sal,  yo en esta ocasión he echado también un poco de pimentón picante, lo removemos y ya lo tenemos listo.




Espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada