miércoles, 16 de marzo de 2011

Torreznos

Hoy vamos con una receta peligrosa ya que además de saltar un poco, engorda un mucho. Así que probarla y disfrutarla, pero no abuseis.

Lo primero que necesitamos es panceta cortada gorda, casi el doble de lo normal, que salaremos con al menos 12 horas de antelación.


Necesitamos una sartén, una tapa y aceite de oliva o girasol.
Ponemos la sartén con aceite al mínimo y ponemos las tiras de panceta para que se pochen por un lado, luego las damos la vuelta para que se pochen por el otro. Cubrimos todo el tiempo con una tapa.






Cuando estén pochadas por los dos lados,subimos el fuego y las ponemos con la piel hacia abajo para que se dore la corteza. Ahora sí que es imprescindible tapar y tener mucho cuidado, ya que es cuando mas salta. Lo dejamos un par de minutos.


Después volvemos a tumbar la panceta para dorarla por ambos lados.


Una vez dorado sacamos a un papel absovente y dejamos un par de minutos para que se enfríe.


Ahora ya podemos cortarlo en trozos y tenemos unos riquísimos torreznos.


Cuanta mas carne tenga la panceta mejor, y si el cerdo es ibérico, aún mejor.
Disfrutadlo con un poco de pan y un buen Ribera, y al día siguiente a correr un poco para bajar las grasas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada