jueves, 29 de marzo de 2012

San Marinos

Hoy vamos con otra receta para que los niños y no tan niños coman pescado. Es una receta sencilla en la que el pescado no lleva ni espinas ni piel y se prepara en un momento.
Yo he usado filetes de merluza congelados de los que no tienen ni espinas ni piel. También necesitaremos unas lonchas de queso en barra y unas lonchas de jamón (york o serrano) o pavo cocido.
Una vez descongelado el pescado lo salpimentamos y lo espalmamos (aplastamos) para que quede mas fino.
Ponemos una pieza de pescado, otra de jamón, otra de queso y cubrimos con otra de pescado. 
Para acoplar los trozos de pescado que no tengan otro similar en tamaño los podemos partir o doblar.
Ya solo nos queda pasar por harina y huevo y freír en aceite de oliva a temperatura media para que se cocinen bien por dentro.
Los sacamos a un papel absorbente para que coja la grasa sobrante y ya los tenemos listos para comer.
Espero que os guste.

4 comentarios:

  1. Con esta receta los niños no se nos pueden negar a comer pescado,me gusta tu idea. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, mira yo también tengo una parecida mis sobrinos se lo comen que da gusto y la presentación y la forma de cocinarlos sirve perfectamente si tienes invitados:
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2012/01/merluza-rellena-de-queso-y-bacon-al.html
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Muy buena idea. Fíjate que no lo había visto con pescado.
    Gracias y un abrazo,
    Veronica

    ResponderEliminar
  4. Que ricos, ni me acuerdo la de años que no hago el pescadito así con lo rico que está, esta semana cae seguro, todo o bueno no se lo van a comer los peques no?. besos

    ResponderEliminar