lunes, 23 de enero de 2012

Café de puchero

Hoy vamos a tomar un café tradicional, el de puchero. Me encanta el café y lo tomo sin azúcar para apreciar mejor su sabor.
Hace un par de años me pasé a la cafetera de cápsulas, es cómodo y tienen un café muy rico, además es rápido y limpio y en un momento tienes café recién hecho.
Pero las cápsulas no son prácticas cuando tienes que preparar café para muchas personas, por lo que la receta de hoy es ideal para esos días que os juntáis muchos a comer y queréis tener el café listo al acabar la comida.

Lo primero es poner a calentar agua en una cazuela y preparar el café. La proporción es 100 gr. de café por cada 1,5 L. de agua.
Lo ideal es moler el café para que quede un poco grueso, pero se puede hacer también con el que viene ya molido.
Cuando el agua empieza a hervir, lo apartamos del fuego y dejamos que pase un minuto, echamos el café, removemos y tapamos la cazuela. 
Dejamos que repose así 15 minutos.
Es importante no echar el café cuando al agua aun está hirviendo, ya se sabe: Café hervido, café perdido.
Pasado el tiempo solo nos queda filtrar el café para lo que es ideal un colador de tela, pero si no tenéis, podéis usar los filtros de papel de las cafeteras.
Vamos echando con una cacilla poco a poco el café, procurando no remover el fondo que es donde están los posos, hasta que filtramos todo.
El café lo podemos mantener caliente en otra cazuela al fuego mínimo (sin que hierva), así al acabar la comida, lo tenemos listo para degustar.
A mi me gusta el café sin azúcar y hay quién echa edulcorante, pero si a todos los comensales les gusta con azúcar, podéis añadirlo cuando calentáis el agua, así ya os saldrá un café dulce. La cantidad de azúcar depende de lo golosos que seáis.

Espero que os guste.

9 comentarios:

  1. Mi Paco es muy cafetero estoy segura que le gusta.

    ResponderEliminar
  2. nunca habia pensado q se podia hacer asi el cafe. asi q me apunto esta receta. un saludo

    ResponderEliminar
  3. Así se hacía antes y salía un café muy bueno!!! Que buena idea, para la proxima vez dejo la cafetera a un lado y lo preparo así, a mi madre le hará ilusión. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo si que recuerdo a mi madre haciendo el café de puchero, aunque de eso hace ya bastantes años. Besitos

    ResponderEliminar
  5. que guay, nunca lo he preparado pero tengo muchas ganas!
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Te he dejado algo en mi blog… cuando quieras te pasas a recogerlo!!! ;-)
    http://ladespensaderocio.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el café de puchero, mi abuela lo hacía en la lumbre y me encantaba...hace mucho que no lo bebo...Un besote

    ResponderEliminar
  8. Qué gran idea! Yo uso cafetera italiana, pero me da para una sola taza de café "americano" (aguachirri, como a mí me gusta...). Me pasé a la cafetera de cápsulas, pero sale un poco caro si hay que poner muchos cafés... Tu receta de café de puchero es ideal!! El lunes que viene la pruebo, que viene la family!!

    ResponderEliminar
  9. Lo que más me ha gustado es "café hérvido, café perdido". Muchas gracias.

    ResponderEliminar